Cuando el desempleo es oportunidad

  • 0

Cuando el desempleo es oportunidad

Category : BLOG

Muchos creemos que cuando alguien después de un tiempo es despedido es injusto, triste y hasta considerado un fracaso, sin entender que para algunos es realmente la única forma de salvar su vida. Algunos amamos trabajar, que gradualmente empezamos a depender del trabajo de tal grado que lo único que sabemos hacer es dedicar nuestra vida solo a trabajar, preocuparnos por trabajar competentemente, conseguir ese tan ansiado logro laboral e incluso estudiar para conseguirlo, llegamos al punto que los problemas se llevan al hogar y no se hace otra cosa que hablar del trabajo consiguiendo caer en una dependencia laboral.

Son pocos los valientes y hasta considerados locos los que se atreven a renunciar; pero a otros la vida les da una magnifica oportunidad cuando obliga a salir de ese lugar.

El desempleo nos permitirá que paremos, analicemos nuestra vida, replantearnos, gestionar y reinventarnos; y viéndolo así es un buen momento que nos llevará a una transformación personal en todo orden.

Debemos de comprender que en la vida todo tiene un ciclo y las ocupaciones también; existen muchos testimonios que luego de este evento las personas se han vuelto creativas, han descubierto otras habilidades, se han reencontrado con sus verdaderos sentidos de laborar porque descubrieron su vocación acorde a sus dones e incluso otros sanaron su cuerpo, su mente y por sobre todo su espíritu.

Este evento debería ser obligatorio en toda persona, porque nos saca de la rutina a fin de ver para que otras cosas somos buenos y existimos. Es cierto no es para nada fácil, pero lo que se vive será una hermosa y maravillosa experiencia y lo digo desde mi corazón; no deben de tener miedo.

Tampoco tratemos de dar pena al desempleado, ni de mirarlo con lástima y aislarlo; sino más bien de admirar que tendrá la oportunidad de vivir la vida desde otro horizonte, que podrá relentizarse de este mundo agitado y podrá ubicarse en una posición de aprendizaje y crecimiento. Y si de ayudarlo se trata hazlo sin ninguna exigencia.

En conclusión, si estás desempleado estás viviendo el momento más importante de tu vida, porque te va a permitir que descubras tus dones y trabajes con ellos, que te pares a agradecer cuanto has logrado, pues en el mundo hay tantas personas desempleadas. También será el momento perfecto que te ayudará a curar interiormente, porque será tu única razón para recorrer nuevas experiencias y entender que existen otras formas de servir a la vida y a tu prójimo. Si ahora estás desempleado bendice este momento.