BIOGRAFÍA


Rebeca Salomé Carrión Torres (Pucallpa, Ucayali, Perù, 22 de Octubre 1962), más conocida como Rebe o Becky, es una speaker, escritora e influencer peruana independiente, ganadora de cinco premios en la Embajada de los EEUU por su contribución a las actividades de investigación de Salud en el Departamento de Marina de los EEUU con sede en Iquitos capital de la amazonia peruana.

Rebeca Carrión es hija de dos padres peruanos viajeros, Benigno Carrión Camacho y Consuelo Torres Del Castillo. Su padre, tiene raíces Españolas y su madre raíces Colombiana, Brasilera y española.

Rebeca Carrión solo vivió 8 meses en Pucallpa- Perú, antes de su nacimiento los médicos había determinado que ya sea ella o la madre podrían morir dado un embarazo de alto riesgo (preclampsia), esta información hizo que se desencadenara una crisis nerviosa en su madre; sin embargo contra todo pronóstico ella nació (aparentemente bien). A los 8 meses sus padres se mudaron a vivir en Oxapampa Cerro de Pasco-Perú, en el viaje sufrió un accidente automovilístico por la noche en la carretera y el que salvó la vida de 6 personas con su llanto; radicó en una hacienda preciosa de mucha naturaleza y animales hasta los 5 años

A los 4 años aprendió a escribir y leer. Pero desde pequeña, sintió una especial inclinación y sensibilidad por el arte, la naturaleza y por ayudar a las personas. Sus padres eran personas muy sociables y queridas, además de poseedores de talentos artísticos, por un lado su madre era bailarina, cantante, recitadora, locutora de radio, actriz de teatro y poseedora de una hermosísima voz. Su padre dominaba varios instrumentos como el piano, la bandurria, la guitarra, el charango etc. además de poeta, compositor, cantor. Y ejecutada más de 30 ocupaciones.  

Sus padres a los 5 años se mudaron a vivir a Iquitos la Amazonía peruana en un viaje de una larga travesía primero por carretera y luego en un gran barco que transportaba combustible por el río Ucayali. A los 6 años fue enviada a un internado de religiosas Franciscanas a Santa Clotilde río Napo-Perú, en un viaje de 7 días por barco a través del río Napo. Este exilio marcó su vida alejándose de sus padres a temprana edad experiencia que le sirvió para afianzar su autoestima y su pasión por la naturaleza y las personas. Un día se rebeló contra la madre superiora por que le mandó a rehacer una carta que ella enviaba a sus padres en la que contaba que enferma de paperas no había sido atendida como debiera y que la habían dejado sola, situación que le obligó a pedir a sus padres que ya no quería permanecer en este lugar.

Como era la hija mayor siempre le tocaba ayudar a su padre en tareas muy complicadas para su edad como construir casas, sembrar en la chacra, cosechar miel de abeja y colaborar en todo lo significaba una ayuda a sus papás. Permaneció en Iquitos hasta los 10 años. Su papá luego de renunciar a ser profesor de la Universidad de la Amazonía peruana se mudó a la ciudad de Huancayo, para luego trasladarse hasta a la selva central, así llegaron a Satipo y posteriormente al valle de Sonomoro de territorio indígena Ashaninka, un lugar al que había que caminar 12 horas a fin de compartir la vida con los refugiados del terremoto de Huaraz en la Cooperativa “El Triunfo”. Allí tuvo mucho contacto con las poblaciones indígenas y estudio en Escuelas Ashánincas, además de que tuvo contacto con la selva virgen y la naturaleza en todo su esplendor Luego de esta experiencia ella con sus padres y sus 4 hermanos regresaron y se asentaron en un pequeño poblado Asháninka llamado Chavini en una hacienda de naranjas, lugar en el que cuando tenía 10 años comenzó a presentar ataques de pánico producto del accidente de bebé,

que la acompañó por casi 40 años y que luego cansada de tantos psicólogos y psiquiatras lo superó sola desde hace 8 años.

Posterior a esto se mudaron a Mazamarì, pueblo contiguo en donde se encontraba la Comandancia de los “Sinchis” que luchaban contra los grupos subversivos, allí permaneció por cuatro años. Desde niña le apasiono organizar eventos, las danzas y todo evento artístico y deportivo. hasta que su hermana menor enfermo de polio por la falta de 1 dosis de vacuna vacuna. Dada esta razón sus padres se vieron obligados a mudarse a la capital para que su hermana fuera tratada en un hospital especializado. Esta experiencia marcó su vida por completo porque pudo ver como un procedimiento tan cotidiano podría cambiarle la vida a una bebe tan hermosa, situación que la llevó más adelante a estudiar una carrera de las ciencias de la salud.

Vivió en Lima y luego en Huaral en donde acabó su secundaria. A los 17 años luego de acabar la secundaria ya empezó a trabajar en un orfanato para niños abandonados en “Tierra de hombres” en san Felipe Lima situación que le conmovió profundamente y le motivó estudiar enfermería y ayudar a las personas debido a la situación que pudo contemplar.

Motivada por su sensibilidad social, decidió trasladarse a Iquitos la tierra de su madre, a la edad de 21 años para estudiar Medicina, pero la facultad se había creado hace poco y no le ofreció garantía y comenzó sus estudios de Enfermería en la Universidad Nacional de la Amazonia Peruana, aquí empezó a mostrar su afinidad por los programas educativos y empezó a hacer charlas de sexualidad para adolescentes de colegios. Sus estudios tardaron tanto por las huelgas y porque eran épocas de convulsión en Perú con el terrorismo, así se graduó en 1992.

En una gran epidemia de cólera que arrasó al Perú, empezó su primer trabajo por la Organización Panamericana de la salud y Cáritas del Perù  en un medio de comunicación social importante “La voz de la selva” con un Proyecto educativo de comunicación en Salud que le permitió conducir un programa de salud que tuvo un gran impacto en todo el Oriente peruano. Gracias a este trabajo viajó a muchos lugares de la amazonia y el Perú a hacer actividades educativas con mujeres, campesinos, comunidades indígenas, corresponsales de salud etc.

Luego de esta gran experiencia en 1998 se incorpora a trabajar con médicos tropicalistas del Instituto Von Humboldt de la Universidad Cayetano Heredia y Rada Barnet Dinamarca en un gran Proyecto de Atención primaria de Salud, educativo para personal de salud, profesores de universidades etc., de toda la región Loreto y zonas fronterizas de Colombia, Brasil y Ecuador; desarrollando actividades de capacitación a personal de salud de todas las áreas, con la cual se sintió muy identificada. Este proyecto se consolidó como el más importante y completo en toda la historia de salud de la Amazonía Peruana y de la Universidad Cayetano por su alto impacto hacia la comunidad y las organizaciones de salud.

Durante esta etapa de su vida laboral, se permitió además trabajar como consultora de programas radiales y alternar su trabajo en un Proyecto educativo radial entre la Universidad de Kansas y la Universidad Cayetano Heredia. Así mismo invitada por un amigo médico en 1998 se trasladó a la ciudad de Yurimaguas para ejecutar en el Hospital Santa Gema como Encargada de la Unidad de Recursos Humanos y desarrollar programas de capacitación y gestión de calidad e  implementar la unidad de capacitación para todos los establecimientos de salud de toda la provincia de alto amazonas. Después de una corta, pero productiva, trayectoria, decidió descansar por unos meses, sin embargo fue contactada para presentarse a una convocatoria para el Instituto de Investigación

de la Marina de la Embajada de los EEUU en Perú y la contrataron en 1998 para el departamento de Parasitología en la ciudad de Iquitos, Rebeca optó por aceptar el proyecto y regresar a Iquitos.

En 1999, fue nuevamente contactada por la Universidad Cayetano Heredia y el Ministerio de Salud para hacer un levantamiento de información sobre las problemáticas que aquejan las Microredes en todos los distritos de la Provincia de Loreto y dentro de los territorios de las compañías petroleras de Occidental Corporation Company OXY y Pluspetrol y por las cuencas del río Tigre, Marañón, Corrientes, Urituyacu etc. Esto le permitió recorrer 18 comunidades mestizas e indígenas y 24 establecimientos de salud, lo que le ayudó a tener un conocimiento de una realidad evidente y de los conflictos que se viven en estas zonas.

Para el año 2000 la embajada la contrata como trabajador (FSN) permanente para el Departamento de Parasitología y como Supervisora del Departamento en Iquitos, trabajando aquí hasta el 2005, año en el que estudia una Maestría en Salud Pública, para afianzar su dedicación a la población en general. En este año además recibe una propuesta para trabajar en el Departamento de Virología de la misma organización, aquí desarrolla un programa para fortalecer los recursos humanos de toda la organización a través de programa de entrenamiento y por el cual recibe un premio de la Embajada de EEUU en Lima Perú por esta iniciativa. Además a la par ejecuta diversas actividades, principalmente en capacitación a trabajadores de salud, a la comunidad para recursos humanos en general, maneja programas en ética y bioseguridad, ejecuta programas de entrenamiento en enfermedades como el Dengue, Influenza etc. Sin embargo, una neumonía atípica hace que tenga un descanso obligado de 6 meses, luego adquiriendo un asma que luego supera sola, pero a la obliga a replantear su vida y es por eso que en el 2012 renuncia a su exitoso trabajo.

En el 2015 se casa con David Rodriguez De Souza, con quien se lleva 20 años de edad y pasa por momentos de discriminación por este evento poco común en los matrimonios a la que tratan de superar y llevan casados 14 años hasta el momento, superando muchas pruebas.

En el 2013 decide darse un año sabático y descansar luego de más de 20 años de ininterrumpida labor en beneficio de los trabajadores de salud y la comunidad en general. Sin embargo a inicios del 2014 su hermana enferma de cirrosis hepática y su mamá muere a los 5 meses situación que la obliga a mudarse a la ciudad de Lima la capital. Esta ocurrencia forma parte de una gran prueba de vida para Rebeca y toda su familia. En este tiempo ella vive con su hermana en muchos hospitales y se acerca a muchas personas con dolencias físicas, mentales, sociales y espirituales. Trata de dar su aporte de forma anónima a cuanta persona pueda y siendo personal de salud, observa como hay discriminación, desatención, desmotivación de los trabajadores de salud y un divorcio entre ellos y los pacientes; por otro lado observa descubre que él Perú es un país enfermo y que solo estamos tratando el daño y que además muchos de estos problemas de salud se pudieran solucionar si se implementarán programas de prevención. 

Aquí ella ya tiene claro que la enfermedad es un maestro y que toda ocurrencia y conflicto es un aprendizaje; que además debes aceptar tu vida. Aquí empieza a dar un cambio en su vida en general, en el 2014 recibe infinidad de propuestas de trabajo a lo que ella rechaza debido a los compromisos con su familia, por problemas de salud y porque está en un encuentro con su lado espiritual. En este tiempo fue diagnosticada con cálculos biliares, hecho que la obligó a dejar de comer grasas definitivamente pues ella venía padeciendo de gastritis productos de los viajes a las comunidades indígenas de la amazonia por una deficiente alimentación y un trabajo exhaustivo, desde hace años ella consumía parcialmente este producto.

En este año ella se descubre como una persona altamente sensible (PAS) y logra entender muchos de los problemas de salud que ella pasa y dada esa razón decide llevar una vida totalmente diferente que la ayude a manejar su estado emocional, siendo así ella misma logra de manera gradual superar problemas como los ataques de pánico, el asma, la subida de peso, etc. en fin todo que ella toma como pruebas para su vida.

Para 2016, Rebeca Carrión acepta trabajar como consultora para el Ministerio de salud  en el  Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y control de enfermedades CDC MINSA en Lima para desarrollar un programa de capacitación para una Encuesta sobre Determinantes sociales   en salud. En el 2017 ella desarrolla un curso virtual para este documento que elaboró.

Posterior a ello en el 2018, ella se da cuenta que ya no encaja para trabajar en las organizaciones y luego de varios intentos por querer trabajar decide ya no hacerlo para ninguna organización e institución del estado, ni privada y aun sabiendo lo que puede costarle esto empieza a desarrollar una labor en función a sus dones y cumplir esa misión de la vida que no es otra cosa que estar entregar su tiempo a las personas.

Su acercamiento a lo espiritual le permite estar en contacto con la oración y le ayuda a entender los retos y situaciones de la vida, situación que la ayuda a ser una influencia positiva y abre sus redes sociales. Ahora se está preparando por mucho tiempo para llegar a más personas y está concluyendo un libro y en redes aportando reflexiones para la vida aparte de apoyar a cuanta persona requiera de su  ayuda.