Casi siempre una relación, un matrimonio, una convivencia en el tiempo daría la impresión que se vive en dos escenas; la de antes y la de hoy y eso hace que se diga: el/ella ha cambiado, ya no es la misma; cuando la conocí era diferente y pareciera que la persona fuera un real desastre y llena de defectos.

Y eso hace en muchas ocasiones que las personas se cansen y terminan separándose /divorciándose.

Bueno empecemos ubicándonos para las parejas recién jóvenes, para los que piensan en un futuro y para los más antiguos.

Yo también pasé por esto, pero entendí que no debo dedicarme a encontrar defectos, sino a descubrir virtudes ya que eso me hace más proclive a mantener el amor. Pues toda relación de matrimonio o convivencia, pasará por esta etapa, el asunto es trabajar como todo en el día a día, sabiendo que la persona tiene tres tiempos, un pasado, un presente y un futuro.

Y no olvides que la esencia de su ser sigue estando ahí; solo cambio de estado como el agua, primero líquida maleable, luego puede volverse sólido, a veces duro e impenetrable y quién sabe se vuelva gaseoso; pero jamás perderá la materia en sí, siempre seguirá siendo un humano con alguna cosa diferente, pero al fin rescatable y con un gran poder interior y un tesoro escondido que en ocasiones algunos con paciencia logran visualizar y encontrarlo.

Dedícate a encontrar amor, más que defectos y agradece la persona que hoy tienes a tu lado.

Y así “Quizá un día así, como la luz de Dios broto el amor…” como dice la canción de Chabuca Granda se hará un milagro.

TopBack to Top
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Abrir chat
Hola, cómo te puedo ayudar?
Hola, cómo te puedo ayudar?