El perdón te hace libre.

Ayer hablaba con una amiga que me decía «No puedo perdonar, mi cabeza no entiende el perdón» y es por ella que hoy hablo de este tema porque en días seguidos escucho tanta confusión sobre el tema del perdón en diversos medios y como seres públicos tenemos que opinar. Pues para que un matrimonio sea duradero hay mucho trabajo detrás de cada historia, cada matrimonio guarda invaluablemente sus tropiezos y sus logros. Por lo tanto, no podemos pretender que en una relación jamás va a pasar nada, que no estemos lidiando con los antivalores de la sociedad, puesto que cada persona tiene algo que perdonar y que deben perdonarle. No existe en el mundo un ser humano que no tenga un error, un pecado, una equivocación; de eso se trata la vida de tener al frente una situación real para ver qué haces con ella y a aquí estamos involucrados todos sin excepción. Cuando ocurre una situación difícil dentro del matrimonio tienes varios caminos, varias reacciones, variadas opiniones, consejos varios y algunos hasta callan su posición porque saben que serán juzgados por lo que dicen o por vergüenza. Estoy segura que entre mis contactos hubo infinitas mujeres y varones que perdonaron y perdonarían muchos errores y no porque no tengan dignidad sino porque hay un valor y un don mucho más grande que se llama AMOR y que va de la mano siempre con el PERDÖN y que nos jactamos de decir que lo hacemos, pero a la primera falla nos olvidamos de aquello.

David y yo decidimos por ser vulnerables juzgarnos con la justicia divina, porque la justicia humana es implacable y feroz y si hubiera sido así quizá estuviéramos separados, pero nos amamos tanto y no queremos que la voluntad humana domine nuestras vidas pues difícilmente da segundas oportunidades. Preferiría quedar mal ante todos por perdonar, a tener que compartir mi vida cada cierto tiempo con un nuevo aroma, una nueva familia, una nueva vida; los que creemos en la vida cristiana vemos este hecho desde otra perspectiva. A toda mujer que viven una situación así, mis respetos, mi solidaridad y también les digo piensen, evalúen, y traten con inteligencia emocional una decisión de esta naturaleza y tampoco sientan vergüenza si deciden perdonar. Bendiciones a todos en este día maravilloso.

TopBack to Top
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Abrir chat
Hola, cómo te puedo ayudar?
Hola, cómo te puedo ayudar?