Responsabilidad, palabra tan repetida en este tiempo por millones de personas y con tan poco impacto, nos cae bien revisar que tan bien aplicamos este valor en nuestro hogar. Revolver y criticar las consecuencias no nos hace mejores, sino nos hace perder tiempo y retroceder.

Necesitamos actuar, pues hay muchas vidas en peligro a causa de nuestros comportamientos rebeldes, que de la mano de la tan ansiada libertad cuando no es usada con moderación, termina en situaciones que atentan nuestra vida.

En algún momento casi todos queremos disfrutar de esta libertad sin rumbo, sin embargo, cuando somos responsables podemos detenernos y frenar a tiempo un peligro que pone en riesgo nuestra vida; lamentablemente no todos tenemos esa capacidad.

Por otro lado, responsabilidad, es también detenerse para reconocer las consecuencias de nuestras acciones; y somos los mayores quienes dejamos sembrada esta semilla desde nuestros hogares estableciendo límites, que necesariamente descansan y se apoyan en acciones concretas por parte de los responsables del estado y organismos. Sería bueno aceptar un poco de culpa, porque si nadie la asume el monstruo sigue creciendo y acabará con nuestra población joven y sin rumbo.

Como ciudadano puedo hacer crítica y de mi opinión quedará una imagen, que los demás juzgaran; pero como estado y como líder es un tema de actuar con total responsabilidad, porque existe un aparato de comunicación y si es su responsabilidad promover acciones saludables.

Y ese equipo si debe tener como labor recoger e identificar a estos grupos vulnerables rebeldes que por diversas razones hoy están perdidos, y deben escuchar su sentir y su voz, y claro que esa primera acción empieza en casa, luego desde las escuelas y avalada por las acciones del estado.

Las acciones de estos días, no es nada más que la consecuencia del abandono, de una población importante que ha quedado afuera por situaciones diversas, desde hace muchos años; pero, pues formamos parte de esta sociedad peruana, y tenemos que poner nuestro granito de arena de manera positiva, aunque nos duela lo que está pasando pues todos tenemos culpa en ello (hogar, ciudadanos, escuela, estado y organismos del trabajo con niños y adolescentes).

TopBack to Top
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Abrir chat
Hola, cómo te puedo ayudar?
Hola, cómo te puedo ayudar?