Tratemos de arreglar nuestras conversaciones pendientes.

Hace un tiempo tuve una amiga maravillosa con quien trabaje muchos años, pero un día producto de nuestras incandescentes emociones nos distanciamos, fue por algo inapropiado y así  pasaron cerca de 10 años.

Un buen día estaba viendo unas fotos y me acorde de ella y me pregunte que habrá sido de su vida en este tiempo, tuve mucha melancolía por haber dejado esa conversación pendiente sin solución y realmente quise de corazón hablar con ella y pedirle perdón y si la vida lo permite reiniciar la amistad o dejarla ahí pero si quería hablar con ella. Pasaron dos días y la tenía al teléfono, conversamos, nos reímos, recordamos viejos tiempos, le pedí perdón y retomamos la amistad.

Cuantas veces se separan las familias, amigos, socios, parejas, etc. por diversos resentimientos, desacuerdos y ofensas, que hace que finalmente quede una conversación pendiente.

Pasa el tiempo, preferimos olvidar y no tocar el tema; pero en el fondo de tu corazón sabes que existe una conversación pendiente y que si hoy te fueras no habría paz en tú corazón. Suspiras y deseas que una mano mágica arregle el asunto, sin embargo, eres el único para sanar y cerrar este ciclo pendiente. Busca esa oportunidad para sanar y que tu palabra pueda
pasar de una conversación pendiente a una inspiración presente.

TopBack to Top
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Abrir chat
Hola, cómo te puedo ayudar?
Hola, cómo te puedo ayudar?